Vuelve Nereo en la «Fortaleza del Tate»

El Unión de Leo Madelón, ya sin Copa Argentina y con la Sudamericana a la vista recién en 2019, deberá enfocar lo que queda de este semestre del año en la Superliga Argentina de Fútbol (SAF). En ese lugar, donde su estadio parece imbatible y donde este arranque muestra un equipo invicto, le ganó a Aldosivi, empató en Tucumán, igualó sobre la hora con San Lorenzo y dividió honores en el derby, con buena señal de ajuste para seguir el recorrido criollo. El rival de turno, en la siesta del domingo santafesino, será Talleres de Córdoba.

La idea del entrenador rojiblanco de “probar” se pegó un porrazo hace menos de una semana en Peña y Arenales de Banfield. Porque no hay dudas de que al insertar a jugadores como Bruno Pittón, Compagnucci o Andrada, ninguno de los tres venía jugando, su idea fue darle minutos y sumar rodaje para elementos que no eran titulares. No sólo por ellos tres, sino por bajos rendimientos de casi todos, el Tate se quedó afuera de una Copa Argentina que ilusionaba al Mundo Unión.

El gran dato de la formación titular es la vuelta del ídolo, referente, voz de mando, golero y capitán: Nereo Ariel Fernández. El desgarro ante San Lorenzo lo sacó del clásico y del cruce con los chaqueños. Pero, a los 39 años y más de 200 partidos históricos como marca en el arco de Unión, la experiencia de Nereo parece determinante.

Como era lógico, Madelón devuelve las camisetas de Zabala y Troyanski entre los titulares, pero sorprende con Bruno Pittón, que si bien es uno de sus “pichones” no dejó buenas impresiones de cierre defensivo ante Sarmiento de Resistencia. “Para Leo, Bruno es titular siempre. Y eso que está muy conforme con Corvalán, que le puede jugar adentro en la cueva también”, se escucha por los pasillos tatengues.

15 sin perder. Unión es el único equipo invicto en condición de local desde que se instaló la Superliga, ya que presenta un registro de 15 encuentros invicto, de los cuales ganó ocho y empató siete. En ese lapso, el conjunto de Leonardo Madelón convirtió 22 tantos y le marcaron ocho. Por lo tanto, la efectividad jugando en Santa Fe asciende al 68,88 por ciento.