Unión y sus nombres propios: Nereo, Soldano y Bruno Pittón

Las situaciones son totalmente distintas. Uno está lesionado y es duda (lo será hasta momentos antes del partido); otro está en el tapete para una posible venta al Monterrey de México; por último, el restante es una de las dudas que se presenta a esta altura de la semana como posible variante táctica.

Nereo : La ruptura fibrilar de grado 2 que tiene Nereo Fernández en uno de sus gemelos lo ubica en una situación de riesgo para este partido. Pero es el clásico. Y no caben dudas de que el arquero, capitán y referente de este plantel, hará todo lo posible y más también para jugar este encuentro.

Soldano : Es la otra duda, tanto adentro como afuera de la cancha. Descartada la contratación del brasileño Pedro, por quien el Fluminense había solicitado más dinero y no aceptó la oferta de 15 millones de euros que hizo Monterrey, ahora resurgió la chance de llevarse a Franco Soldano. En México se dice que el club vendrá con una oferta concreta para llevarse al goleador rojiblanco en una cifra que “oscila entre 6 y 9 millones de dólares”. “La realidad es que, hasta el momento, no hubo ninguna oferta concreta que satisfaga lo que nosotros pretendemos por el jugador para venderlo”.

Pittón o Corvalán : Hasta el momento, el puesto fue para Corvalán porque Bruno Pittón recién estuvo disponible el lunes para ir al banco de relevos. Ingresó en el segundo tiempo y esto abre un interrogante respecto a lo que Madelón pueda estar pensando para el domingo. Una chance es que repita la estrategia y arranque Corvalán, con Bruno en el banco. La otra es que le otorgue la titularidad al hombre que en el torneo pasado tenía un lugar asegurado por sus buenos rendimientos y que lo dejó en el final, cuando sufrió la lesión en el hombro que lo obligó a ser intervenido.

Todavía no se resolvió si Unión concentrará el sábado al mediodía o por la tarde. Lo más probable es que lo haga al mediodía, luego del último entrenamiento, alterando sólo por algunas horas lo que es una habitualidad (la concentración a la noche, antes de la cena previa al encuentro). Eso sí, el lugar está totalmente definido y será en Casasol, como siempre.