Unión visita a Tigre pensando en la Copa

Tigre necesita ganar para ponerse a un punto de la salvación del descenso y Unión necesita ganar para quedar adentro de la clasificación en la próxima Copa Sudamericana 2019. Con arbitraje de Pablo Echavarría, el compromiso promete acción en el estadio del lechero ahogado.

Los tres partidos ganados al hilo por “Pipo” Gorosito y los resultados ajenos (no ganó San Juan y perdió Patronato), lo dejan a Tigre ante algo impensado hace tres fechas: si le gana hoy al “Tate” se pondrá a un solo punto de alcanzar la línea de una posible salvación. Hoy, tres equipos con 87 puntos en 79 partidos jugados igualan el promedio en una línea de 1.101: Belgrano, Patronato y San Martín de San Juan. Abajo, el rival tatengue tiene 83 unidades en 78 partidos. Y abajo, casi hundido, están los tucumanos de San Martín con 0.954. Si vence al once de Madelón, Tigre se pondrá a uno de intentar zafar cuando quedarán 9 puntos en disputa para el final de la temporada de la Superliga.

En el caso del Tate, una de cal y una de arena ayer domingo. Por un lado, perdió Huracán; por el otro, ganó Independiente. Los dos, el “Globito” de Parque Patricios y el “Diablo Rojo” de Avellaneda, tienen 32 unidades y son los últimos clasificados a la Copa Sudamericana del año que viene. El Tate, clavado en 30 puntos, deberá ganarle hoy a la tardecita a Tigre para quedar en ese lote privilegiados de cinco equipos (del 5 al 9). En el medio, arriba de Unión y también afuera, está Lanús con 31. El Grana, casualmente, será el próximo rival rojiblanco este sábado a las 15.30 en el estadio de López y Planes.

El once de Madelón presentará tres modificaciones y todas son obligadas por distintos accidentes. Faltará Damián Martínez, expulsado ante Boca, en el fondo; no estará el “Chaco” Acevedo el medio; tampoco jugará Maximiliano Pablo Cuadra arriba, lesionado.

Las opciones del chico Blasi en el fondo, el uruguayo Méndez y Franco Troyanski serán hoy titulares con la rojiblanca a bastones. En cuanto a novedades del listado de viajeros, Darío Bottinelli hermano del zaguero, buena pegada y Federico Andrada tienen chances concretas de ir al banco de relevos como opciones de recambio para Leonardo Carol.