Una bióloga argentina recibió el premio Princesa de Asturias por sus estudios sobre el cambio climático

La bióloga argentina Sandra Myrna días fue galardonada con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019, por sus estudios en biología vegetal y el impacto de la crisis climática. Es oriunda de la localidad cordobesa Bell Ville y egresada de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

La cordobesa fue reconocida junto a la científica estadounidense Joanne Chory. Juntas desarrollaron nuevas líneas de investigación en torno a la crisis climática y sus efectos.

«El trabajo que desarrollan las biólogas Joanne Chory y Sandra M. Díaz, por separado, las ha situado en la vanguardia de nuevas líneas de investigación con futuras implicaciones destacadas en la lucha contra el cambio climático y sus efectos y en la defensa de la biodiversidad», resaltó la Fundación Princesa de Asturias en un comunicado.

El investigador Pedro Miguel Echenique, presidente del jurado, destacó sus «contribuciones pioneras» al conocimiento de la biología de las plantas que permiten «cuantificar la importancia de la conservación de la biodiversidad funcional para garantizar los beneficios que los ecosistemas prestan a la Humanidad».

Chory y Díaz, acumulan numerosos premios: Joanne Chory recibió entre otros el Premio L’Oreal-Unesco para Mujeres en Ciencia, y Sandra Myrna Díaz el Konex de Platino en Biología y Ecología, entregado por la fundación homónima argentina, y el Bernardo Houssay, otorgado por el gobierno argentino.

Los Premios Princesa de Asturias están destinados, según señala su Reglamento, a galardonar «la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupo de personas o de instituciones en el ámbito internacional».

El premio está dotado con una escultura del artista Joan Miró símbolo representativo del galardón, un diploma, una insignia y la cantidad en metálico de 50.000 euros.