Tras la venta de Lovera, el ingreso de Gamba será el único retoque

Maximiliano Lovera ya es historia en Rosario Central. El delantero viajó a Grecia para sumarse al Olympiacos y en Arroyo Seco el entrenador Diego Cocca trabaja para cubrir el vacío que dejó su salida en el sector de ataque del primer equipo canalla.

Hasta acá, el formoseño había sido titular en todos los partidos de la Superliga, aunque cada vez que salió fue reemplazado por el mismo jugador: Lucas Gamba, quien llegó al club con mucho renombre y luego de una larga negociación con Huracán pero inició el torneo en el banco.

Ahora parece que le ha llegado el turno a Gamba, por quien Central pagó 900 mil dólares al Globo ya que el resto quedó a cuenta de una vieja deuda que Olimpia de Paraguay tenía con el club de Arroyito y que se trianguló con el Globo.

El mendocino tiene 32 años y debutó en primera en la temporada 2008/2009 en Deportivo Maipú. También jugó en Independiente Rivadavia y luego pasó a la primera división para vestir los colores de Unión y Huracán. En el Canalla, todavía no pudo mostrar su talento en toda su dimensión.

El resto de la formación será la misma que viene jugando los partidos anteriores, por lo que los once serán: Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Matías Caruzzo, Miguel Barbieri, Emanuel Brítez; Fabián Rinaudo; Ciro Rius, Leonardo Gil, Diego Zabala; Gamba, Claudio Riaño.