Terrible remontada de Central Córdoba

Central Córdoba tenía la difícil tarea de llevarse un buen resultado de una cancha dura como la de Real Pilar. El elenco recientemente ascendido a la categoría ya demostró estar a la altura y ser un escollo complicado para cualquiera. En el adelanto de la fecha 14, el Monarca arrancó ganando 3-0, pero en el complemento, el Charrúa se repuso y torció la historia para llevarse un empate muy valioso.

El elenco de Pilar comenzó mejor en la cancha, y a los 22 se puso en ventaja. Tabone recibió por izquierda una habilitación de Chimeli, y definió fuerte, arriba, para poner el 1-0. Central Córdoba intentó reaccionar, pero se fueron al descanso con el local llevándose una victoria que era justa en los términos de lo visto.

Sin embargo, el complemento fue un cambio rotundo. Apenas arrancaron, Tabone picó habilitado, aprovechó un pelotazo largo, le ganó a Casini y definió picándole la pelota a Giroldi ante su salida. El golpe fue tan fuerte, que los rosarinos quedaron dormidos, y dos minutos después Pérez habilitó a Chimeli, quien definió abajo, al primer palo, para convertir el 3-0.

Parecía que se acababa el partido, pero Central Córdoba reaccionó. A los 10, un centro cruzado de Sgotti encontró a Ferrari por el segundo palo para poner el 3-1. Fue el propio Ferrari quien, dos minutos más tarde, pondría a tiro a los del Tati Bustos Montoya. Cereseto bajó un envío desde la derecha para que el volante definiera, previo rebote en el arquero, y pusiera las cosas 3-2.

El empuje del Charrúa se pinchó. Bajó el ritmo, pero no dejó de atacar. Tuvo chances, una con Cereseto, que eludió a Sultani y se dejó caer, pero el árbitro no compró. Luego llegó al gol con Ferrari en una pirueta, pero el juez lo anuló por infracción. Ya ingresado Raimondo, tuvo una dentro del área, pero definió abierto.

Sin embargo, cuando ya se jugaba el tiempo de descuento, Lazo abrió para Yassogna, quien cruzó un centro bajo para que en el segundo palo Raimondo la empujara y le diera la igualdad al Charrúa. Faltaban pocos minutos, pero el 3-3 selló las acciones y no hubo reacción de nadie.

De este modo, los rosarinos rescataron un punto importante de un partido que pintaba mal. En cuanto a la tabla, la igualdad no le aporta demasiado, pero habrá que ver qué sucede cuando se juegue la fecha completa. Mientras tanto, el Charrúa pondrá la cabeza en el duelo por la Copa Santa Fe del próximo domingo.