También el acto de traspaso de mando abrió diferencias entre Lifschitz y Perotti

La transición política en Santa Fe es una sucesión de desacuerdos que se proyecta hasta el último día. Si bien el gobernador electo Omar Perotti planeó hacer el acto de traspaso de atributos el miércoles 11 de diciembre a la tarde en un acto sobre la explanada de la Casa de Gobierno, Miguel Lifzchitz considera que ese será un espacio “político partidario” y ofreció otras dos opciones distintas a esa, que es una manera de decirle que no al rafaelino.

A través de una carta que el ministro de Gobierno Pablo Farías le envió a la comisión de transición designada por Perotti, Lifschitz dejó en claro que no entregará el mando en lo que calificó como “un acto político partidario” en la plaza frente a la Casa Gris.

Como la jura en la Asamblea Legislativa será a las 11 (del 11 de diciembre) y el acto público a las 19, Lifschitz propuso a Perotti dos alternativas de traspaso de atributos.

La primera opción es hacerlo en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, después de la jura ante los legisladores, como hicieron hace 12 años Jorge Obeid y Hermes Binner.

La segunda es en la misma Cámara de Diputados, posterior a la Asamblea Legislativa. «Esta última alternativa es la que se ha implementado en diversas ocasiones a nivel nacional e inclusive es la elegida por el actual presidente electo (Alberto Fernández)”, dice el texto que Farías le entregó al equipo de Perotti este miércoles.

La carta cierra con un pedido de respuesta “a la mayor brevedad posible” ante “el corto lapso de tiempo que resta para la fecha indicada”.