Surf: la historia de un ¡Argentina-Brasil entre hermanos!

Santiago y Alejo Muñiz, dos de los mejores surfistas del mundo, vivieron la experiencia que soñaron siempre: competir entre ellos en el circuito mundial. Se enfrentaron en la semifinal en un torneo importante en Virginia (USA).

Mi sueño es llegar a una final de un torneo importante con mi hermano Alejo, poder recrear un Brasil-Argentina como en otros deportes y que el campeón sea yo». Hace años que Santiago Muñiz repite, sonrisa cómplice mediante, cuál es uno de sus máximos anhelos en el circuito mundial de surf. «Compartir ese momento que tanto amo con una de las personas que más amo», agrega. Santi, de 25 años, compite para la celeste y blanca y Alejo, tres años mayor, para la verdeamarela, pese a que ambos nacieron en Mar del Plata y vivieron desde chicos en Brasil. El primero decidió representar al país por convicciones y el segundo se inclinó primero por el archirrival deportivo porque allí se crió y lo que le brindaba la industria del surf brasileño (hoy potencia) era mucho más. Ambos se sienten orgullosos de sus decisiones y, entre ellos, juegan en broma con la rivalidad. Pero, de repente, lo que parecía tan difícil se dio este finde cuando ambos coincidieron en la semifinal del Vans Pro, un torneo de 3.000 puntos que se disputó en Virginia Beach (Estados Unidos). Los resultados no fueron los soñados en la serie, porque ninguno de los dos pudo avanzar a la final, pero sí la experiencia quedó marcada para siempre.