Sorpresa y emoción de Lavallén ante el griterío de la hinchada

En plena charla de Pablo Lavallén, los hinchas de Colón se hicieron sentir con un bullicio que tapó por completo y desconcentró al técnico de Colón. Visiblemente sorprendido y hasta emocionado por la alegría de la gente, Lavallén hizo un alto en sus declaraciones, dejó escapar un innegable gesto de sorpresa y luego continuó hablando.

“Es muy difícil en el fútbol actual convertir tres goles, mucho menos en la Copa. Hicimos un gran trabajo y tenemos mucho por mejorar. Empezamos a despuntar un poco la idea. Los jugadores mostraron personalidad y ganas de salir de un momento negativo».

“Cada partido es un nuevo inicio y este resultado nos va a generar tranquilidad y paz para trabajar. Ojalá sea el inicio de muchas victorias”.

“No me canso de explicarles a todos ustedes los problemas que tuvimos para entrenar. No lo hicimos antes de Aldosivi ni tampoco ahora. Llevamos apenas dos entrenamientos, charlamos mucho con los jugadores y somos conscientes de que tenemos una prueba importante el sábado y lo que importa es tener un orden y solidez”.

“Vimos un equipo que más allá dela ansiedad, empezó a tener más posesión y circulación. Cuando eso pasa, se abren los espacios. Fue una buena lectura de los jugadores, que supieron cuándo acelerar y cuándo retroceder”.

“El triunfo es muy importante para recobrar tranquilidad, nosotros empezaremos a trabajar en serio y tirando más conceptos, después de San Lorenzo. La tranquilidad de esta victoria ayudará a que el jugador esté más abierto a escuchar y no presionarse”.

“Luis Rodríguez tiene que convertirse en uno de los pilares de este equipo, yo lo conozco bien porque lo dirigí en Atlético Tucumán y sé lo que puede dar. No me sorprende su actuación”.

“Hicimos correr mucho al rival, encontramos triangulaciones y evitamos el ataque directo que ví en otros partidos. Sumamos 8 o 10 toques , y cuando uno consigue eso, los espacios se abren solos”.

“Sabíamos que ellos tenían una buena cantidad de pases asociados y que en cualquier momento iban a aparecer los espacios a espaldas de Flores y Arévalo Ríos. Si lográbamos sacar a alguno delos centrales, iban a multiplicarse esos espacios. Lo trabajamos, pero el mérito es de ellos, que se dieron cuenta de cómo debían jugar”.

“En Santa Fe, el equipo se siente cómodo y es fuerte. Es una tentación repetir el equipo, para recibir a San Lorenzo, pero veremos cómo se desenvuelven estas horas. No sé si alguno de los que se quedaron en Santa Fe podrá jugar, lo veo muy difícil”.