Sin consuelo: Así se retiraba Papaleo luego de su lesión en el clásico santafesino

Era y fue, seguramente, el partido más importante en la carrera de Joaquín Papaleo, que tuvo que salir a los 25 minutos, tras recibir un pelotazo que le produjo un derrame ocular en su ojo izquierdo.

De camino al vestuario, el arquero no pudo evitar romper en llanto, producto de la impotencia de no poder seguir en cancha y defender los colores rojiblancos en un encuentro tan importante como el clásico santafesino.

El propio arquero, expresó en las últimas horas que esta lesión probablemente hará que su vista del ojo izquierdo no sea la misma que antes, pero que igualmente es algo que no le deberá producir ninguna dificultad para poder seguir atajando en el futuro.