Sigue Peano, afuera Acevedo y va Cavallaro

Estaba más que claro que era momento de generar decisiones fuertes. El momento lo pide a gritos: lo peor de Unión en un arranque de campeonato en mucho tiempo y lo peor de Leo en el club. Las cuatro derrotas encadenadas, con el parate FIFA en el medio, lastimaron y mucho al Mundo Tate. Para colmo, semana corta, día laborable, horario laborable y rival complicado: Rosario Central, este viernes a las 19. La primera medida es de fondo: vuelve el 4-4-2.

Ahora bien, vamos a los intérpretes de esa idea y las decisiones que tomó el comando técnico:

1) El arquero: seguirá, a pesar de su error, el juvenil Marcos Peano. Cuando Leo desplazó a Nereo en el campeonato anterior, lo hizo convencido de que Peano es un gran arquero, opinión coincidente de los cuerpos técnicos juveniles de la AFA y del fútbol amateur tatengue. “No es que saca a Moyano por algo… es que pone a Peano porque lo considera titular. Es más, Peano no arranca atajando porque estaba lesionado”, explican.

2) La cueva: Yeimar-Corvalán: la idea es que uno vaya encima de Claudio Riaño y el otro sobre en la zona. Como se sabe, Bottinelli recién podrá volver para el clásico.

3) El doble “5” interno: si bien probó con dos binomios (primero Elías-Méndez y después Acevedo con el pibe Nardoni), la decisión es que el “Chaco” descanse y jueguen el charrúa con el ex Godoy Cruz.

4) Va “Juani” de titular. A pesar que quizás no está para los 90 minutos, Juan Ignacio Cavallaro será titular frente a Rosario Central. Sin Carabajal y con el “Chaco” en baja, Leo necesita juego.

5) Los dos de arriba. En un primer momento, Madelón pensó que “Bou y Mazzola no pueden jugar juntos, se chocan”. Ahora, decidió arrancar con los dos tanques el viernes.

Si bien el equipo no está confirmado y falta el ensayo de hoy, la idea es ésta con un 4-4-2 con esos intérpretes elegidos por Leonardo Carol Madelón para jugar el viernes a la tardecita contra Rosario Central.

Así como entre domingo y lunes hubo mucha presencia dirigencial de apoyo a Madelón (hasta el mismo Spahn fue al entrenamiento para hablar con Leo), ayer parte de la barra de Unión se hizo presente en Casasol para hablar con el cuerpo técnico y los referentes del plantel.

“Vinieron para apoyar y a decirle a Leo que están a muerte con él”, fue lo que trascendió.