Se van todos a México: ¿también se va Soldano?

Más allá de la frase de cabecera de Luis Spahn -“Si no lo vendemos, Franco me prometió que vamos a renovar el contrato”-, todo parece indicar en el Mundo Unión que el llamado Caso Soldano entra en una etapa de inminente definición. Por un lado, porque la tesorería tatengue necesita “sí o sí” vender un jugador para que ingrese un dinero importante para equilibrar los números en la Superliga (habría un desfasaje de un millón de dólares considerando las fechas que faltan). Y por el otro porque, más allá de las promesas, en cinco meses Soldano podría quedar libre como ya pasó con Lucas Gamba, un escenario que nadie quiere repetir por López y Planes.

Con un dólar a 40 pesos, el fútbol de México parece “chupar” a casi todos los futbolistas argentinos. Y lo que sobran, en apenas un puñado de días, son ejemplos:

1) — Maximiliano Meza, de Independiente, a Rayados de Monterrey en 15 millones de dólares.

2) — Javier Correa, goleador de Colón, al Santos Laguna en 4 millones de dólares.

3) — El “Morro” García, goleador de Godoy Cruz, al Toluca en 6 millones de dólares.

4) — Facundo Barceló, goleador de Patronato, al Atlas de México en una cifra increíble de 150.000 dólares.

5) — El colombiano Edwin Cardona, figura de Boca, al Pachuca en 6 millones de dólares.

Este puñado de ejemplos marca a las claras hacia donde emigran los futbolistas argentinos en este mercado rápido de verano: México. En el mes de junio, los Rayados de Monterrey oficializaron sobre el cierre del mercado argentino una oferta de casi 4 millones de dólares por Soldano. Pero, como el tema vino mal manejado, el delantero dijo no.

El poderoso Pachuca de México comenzó a mirar a Franco Soldano. En principio, se habrían comunicado con el entorno del jugador. Y también comenzaron a pedir referencias de todo tipo, incluso con jugadores del actual plantel.

Un ex jugador de Unión, que es muy respetado en el fútbol mexicano, habría acercado las partes, dando las mejores referencias del delantero nacido en Córdoba pero formado en Sunchales.

Como se sabe, ahora quien está muy cercano a Franco Soldano es Pedro Aldave, el mismo que representó a Lucas Alario en su millonaria venta al fútbol de Alemania.

“El día de mañana, le quiero contar a mis hijos en qué clubes jugué y no cuánta plata gané”, dice habitualmente Franco Soldano.