Sabella recibió un homenaje que lo dejó al borde de las lágrimas

Alejandro Sabella fue reconocido por la Universidad Nacional de La Plata y en el acto, donde además recibió el premio Hoja de Roble, quedó al borde de las lágrimas. «Recibir un premio de una universidad es algo que me abruma, que me supera».

En la Dirección General de Deportes de la UNLP, en el edificio Sergio Karakachoff, ubicado en la calle 48 entre 6 y 7, el ex entrenador de la selección nacional defendió la educación pública y contó detalles de cómo peleó contra una dura enfermedad.

«Cuando yo estaba peleando para ver si seguía acá con ustedes o me iba para el otro lado, me acordé lo que les decía a mis alumnos, a mis jugadores: ‘No pueden dar menos del 100%’. Y si se los pedía a ellos, yo tenía que luchar para mantenerme con vida».

«La búsqueda de conocimiento es una actitud permanente de humildad, sacrificio, lucha, estudio y tiene, como las monedas, dos caras: el estudiar y el aprender. El alumno del maestro y el maestro del alumno”.

«Las adversidades forman parte de nuestro camino y nos obligan a ser mejores. Y no se olviden nunca de dos palabras que son fundamentales: «Por favor y muchas gracias».