Rosario Central fue más pero Velez se quedó con el triunfó

Para ganar primero hay que saber sufrir. Y Vélez se quedó con la victoria 1-0 frente a Rosario Central en el Gigante de Arroyito, se prendió en la pelea por el torneo (quedó a dos de los líderes, Boca y Argentinos) y cortó el invicto que tenía al Canalla en la Superliga. Pero como decíamos, lo sufrió hasta el final: primero con un cabezazo de Riaño que pegó en el travesaño, después Gastón Giménez la sacó en el línea y por último el remate de Diego Zabala se fue cerca del ángulo. Tremendo milagro.

El equipo de Gabriel Heinze fue más en el primer tiempo, con presión alta y tenencia. Pero, en situaciones, estuvo parejo con los dos equipos probando de media distancia. La acción importante (y las polémicas) apareció en la segunda parte…

El árbitro Penel falló en lo cobrar dos penales: Brítez se metió en el área del Fortín, Bouzat estiró la pierna de más (hubo contacto) y el juez dejó seguir. A los pocos minutos, en el área del Canalla, Cufré envió un centro y la pelota impactó en la mano de Rinaudo. Otra vez, nada del juez.

Central había salido más decidido y tomó el control del partido. De a poco fue arrinconando a Vélez y empezó a crecer la figura de Alexander Domínguez. Pero el Fortín aprovechó una contra perfecta, con Nico Domínguez abriendo las piernas y dejándosela a Leandro Fernández, quien recién había ingresado por Maxi Romero, el ex Independiente metió un enganche haciendo pasar de largo a su rival y sacó un derechazo letal para Ledesma.

Thiago Almada no pudo concretar la única que le quedó (buena y rápida reacción del 1) y, ya en el descuento, el milagro en el área le dio la victoria a Vélez, que se prendió en la pelea por el título…