«Quiero que la gente vuelva a tener trabajo, quiero que los pibes vayan al colegio»

El cierre de campaña del «Frente de Todos» tuvo lugar frente a un numeroso publico en el Monumento a la Bandera, la candidata a vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner fue la primer en tomar la palabra  frente a el numeroso publico que acompaño de cara a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) del próximo domingo.

«Estoy muy contenta de estar otra vez en Rosario, frente al Monumento a la Bandera», se presentó Cristina Fernández, quien rápidamente sostuvo: «Quiero que los argentinos vuelvan a ser felices, y necesitamos unir los esfuerzos de todos los argentinos y de todas las argentinas para poder dejar atrás esto tan feo que estamos viviendo como ciudadanos y como ciudadanas».

«Nunca imaginé que iba a ver las cosas que hoy estamos viendo y viviendo los argentinos. Nunca pensé volver a ver familias enteras viviendo en las calles», y añadió que entendieron «que era necesaria la unidad de todos los sectores que creemos que una Argentina diferente es posible».

«Quiero que la gente vuelva a tener trabajo, quiero que los pibes vayan al colegio a estudiar y no a comer, que los jubilados se puedan ir con la receta completa de la farmacia», enumeró, y destacó que «todos los recursos naturales, por más importantes que sean, son recursos finitos, se acaban con el tiempo. El único recurso que no se acaba, porque es infinito, es el conocimiento, es la inteligencia de los hombres y las mujeres, que hoy debe constituir el principal patrimonio de la patria».

Ya sean «de derecha o izquierda, o del centro o de abajo, ningún dirigente político duerme en la calle, ninguno se queda sin trabajo, ningún dirigente político come salteado o no puede comprar remedios, el que pasa estas penurias es el pueblo. Por eso, los dirigentes tienen la obligación moral, ética y democrática de ponerle fin a esta situación» y al finalizar de su intervencion afirmo que «Si, a pesar de todo, todavía estoy parada, es por el amor de ustedes».