Que las cerealeras y bancos tributen mayores impuestos “no reemplazan, pero ayudan”

La intendenta Mónica Fein dijo estar preocupada por el futuro del trasporte público, ante una inminente baja en los subsidios por parte de Nación.

En ese sentido, sostuvo que la media sanción por parte de la legislatura provincial, para que las cerealeras y bancos tributen mayores impuestos, y de esa forma, obtener fondos para el trasporte, “no reemplazan, pero ayudan” y “todavía falta que lo apruebe el Senado”.Por otra parte, habló sobre el Clásico y dijo que “le hubiera gustado que se juegue” en Rosario. Asimismo, afirmó en el final de la entrevista, que no se presentará para un nuevo mandato como intendenta.

Los subsidios al trasporte urbano son una de las disputas permanente entre el Gobierno Nacional, la provincia y la ciudad de Rosario. Entre cruces y versiones de lo que sucederá después de enero de 2019, cuando Nación retire gran parte del financiamiento para el interior del país. La intendenta dijo que seguirá luchando por esos fondos ya que “le corresponde a la ciudad” por los aportes que esta hace desde su actividad económica”.