Por la crisis, la salud pública de Rosario sumó 72 mil pacientes desde el año pasado

Desde el año pasado, la salud pública de Rosario sumó 72 mil pacientes nuevos que antes contaban con obra social o prepagas y dejaron de tener esa cobertura por la crisis. El dato fue expuesto este miércoles en una reunión que mantuvieron la intendenta Mónica Fein con el “gabinete social” del municipio.

En el encuentro además se informó que durante el año pasado “se duplicó la ayuda social a familias vulnerables y en lo que va del 2019 el incremento representa un 36 por ciento de familias que antes no necesitaban de la asistencia del Estado». La población más asistida se encuentra en la franja etaria de los 19 a los 40 años.

La reunión de este miércoles se desarrolló tras conocerse la última medición del índice de pobreza elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec), dónde en la región aumentó más de 10 puntos, alcanzando a cerca de 466 mil personas.

Fein analizó la situación con los secretarios de Desarrollo Social, Laura Capilla; Salud Pública, Leonardo Caruana; Economía Social, Nicolás Gianelloni y de Producción, Empleo e Innovación, Germán Giro.

La secretaría de Desarrollo Social, Laura Capilla detalló que durante el año 2018 se repartieron 16.000 cajas, destinadas a las familias de niños que asisten, en su gran mayoría, a los Centros de Convivencia Barrial, y otras a algunos casos extremos.

Además, sostuvo que en lo que va de 2019 “ya superamos las 16.000 cajas entregadas” y agregó: “Incrementamos un 40% la asistencia alimentaria a comedores y organizaciones sociales y cada tres meses aumentamos ese presupuesto”.

También resaltó que se sostiene la entrega de “45.000 raciones mensuales en propuestas socioalimentarias, desayunos, almuerzos o colaciones a niños, niñas, jóvenes y adultos que asisten a los Centros de Convivencia”, y destacó que “el 90 % de las actividades sociales que brinda el municipio están acompañada de alimentos, ya que encontramos a chicos y chicas que llegan sin alimentación”.