Perdió Huracán, ganó Boca y hoy juega River

Huracán cayó 4-0 ante Cruzeiro en el Mineirao de Belo Horizonte por la cuarta fecha del Grupo B de la Copa Libertadores y se queda casi sin chances de avanzar a los octavos de final.

A los 18 minutos, Fred impactó de cabeza un centro de Marquinhos Gabriel y abrió el marcador para el conjunto local.

En el mejor momento del Globo, cuando estuvo a punto de empatarlo y el árbitro Julio Bascuñán no le cobró un penal clarísimo por mano de Dedé, los brasileros estiraron la diferencia, otra vez por intermedio de Fred, que finalizó un gran jugada colectiva a los 23 mintuos.

Para colmo, todavía en el primer tiempo, el delantero de 35 años estableció la goleada parcial con un gol casi calcado al primero.

En el complemento, a los 37 minutos, el Cruzeiro manejó la pelota de lado a lado hasta que le llegó a Dodo, quien se perfiló para su pierna más hábil y la colgó del ángulo izquierdo de Antony Silva, que apenas llegó a tocarla y puso cifras definitivas al duelo.

Fue final 4-0 y el Cruzeiro logró la clasificación a los octavos de final. Suma 12 puntos sobre 12 y se aseguró un lugar en la próxima etapa. Huracán, colista del grupo con apenas una unidad, deberá ganar los dos encuentros que le quedan como local, ante Emelec y Deportivo Lara, y esperar que se le de algún resultado.

Boca redondeó una contundente goleada por 4-0 sobre Jorge Wilstermann como local y se acomodó en el segundo puesto del Grupo G de la Copa Libertadores. Emanuel Reynoso, Darío Benedetto y Mauro Zárate (2) fueron los autores de los tantos bajo un diluvio en La Bombonera, que disfrutó una buena producción de su equipo.

Más allá de que por momentos hubo contraataques peligrosos de parte de la visita, el penal fallado por Benedetto – Arnaldo Giménez eligió bien su palo derecho y la sacó- no hizo más que envalentonar al local en el primer tiempo, ya que un puñado de minutos después (PT 36′) llegó el certero cabezazo de Reynoso para romper la igualdad.

Ya en el complemento, el Xeneize no tomó tantos riesgos pero fue punzante cada vez que encontró espacios en el fondo del equipo boliviano. En una de sus escaladas, Carlos Tevez generó otra chance desde los doce pasos que el Pipa, con un misil al medio del arco, no desperdició para aumentar la ventaja (ST 18′).

En el final, con la historia prácticamente liquidada, Zárate encontró su hueco para ingresar desde el banco (por Tevez) y firmar el 4-0 con su doblete. Primero, ante una mala salida del arquero rival, el delantero la picó con mucha calidad. En la última, cabeceó y la pelota se desvió en Alex Silva.

Con la victoria, Boca se recuperó de la derrota en Brasil ante el líder Athletico Paranaense (el martes venció a Deportes Tolima por 1-0) y quedó con 7 puntos en la zona, a 2 de lo más altoy con tres más que los colombianos. En este panorama, a falta de dos encuentros, la plaza entre los 16 mejores está cerca para los dirigidos por Gustavo Alfaro.

Este jueves a las 19 River volverá a jugar en el Monumental vacío ante Alianza Lima, buscando el primer triunfo luego de tres empates seguidos para no complicar el panorama de cara a las últimas dos fechas.