Perdía el pelo, pero no contaba qué hacía con él

Una adolescente acudió a una guardia médica por la frecuente caída de su cabello y luego de varios estudios, lograron determinar dónde estaba. El particular hecho sucedió en la ciudad rusa de Tomsk, en Siberia.

Médicos del Hospital de Emergencias hicieron una cirugia que nunca antes habían realizado: a una adolescente de 16 años y le extrajeron del estómago una bola de pelos de medio kilo de peso.

La información fue confirmada por el medio RIA Tomsk, que tomó los datos del Departamento de Salud de la zona y confirmaron que la paciente tiene 16 años y se conservó su identidad. La chica pidió ayuda de los médicos no sólo por los dolores gástricos que tenía sino para quejarse de su pérdida de cabello.

A partir de esto, le realizaron análisis de laboratorio que revelaron que padecía de anemia, por lo que los especialistas decidieron hacerle otros exámenes. Luego de practicarle una gastroscopia y una ecografía, se percataron de inmediato lo que sucedía: la adolescente tenía en el interior de su estómago una bola compacta que ocupaba el 80% de ese órgano. Rápidamente fue trasladada a la sala de operaciones.

Fue así como los profesionales determinaron que la bola era de cabellos, y que a lo largo de los últimos diez años la muchacha se había ido comiendo su propio pelo. De acuerdo lo que confirmó el centro médico, la joven se está recuperando. Sin embargo, para tratar el problema de fondo, se le recomendó tratamiento psiquiátrico.