Nueva amenaza a un fiscal en medio de una audiencia

René Ungaro, condenado por el asesinato de Roberto «Pimpi» Caminos, ex jefe de la barrabrava de Newell’s, e imputado el pasado miércoles como líder de una banda, amenazó a un fiscal en medio de la audiencia imputativa en su contra. Luego, otro de los acusados hizo lo mismo. Los dos hechos, ocurridos el pasado miércoles, generaron preocupación a funcionarios judiciales, ya que no es la primera vez que un funcionario de Fiscalía es víctima de este tipo de situaciones.

En la sala 8 del Centro de Justicia Penal, Ungaro le gritó al fiscal Matías Edery: “Vos hace tres años que me perseguís. Tenés algo personal conmigo”. Ariel Acosta, alias «Teletubi», otro de los imputados, también lanzó al fiscal que «se hacía el loco».

La situación volvió a poner en relieve una cuestión que hace tiempo preocupa a los investigadores. No solo la amenaza en sí, que constituye un hecho grave, sino que los imputados ven la posibilidad de amenazar a un funcionario judicial en plena audiencia y no son sacados de inmediato de la sala esposados.

En la audiencia puntual contra la presunta asociación ilícita que lidera René Ungaro, la jueza penal de primera instancia Valeria Pedrana, después de las amenazas, les dijo a Ungaro y Acosta que ya iban a tener «su turno de hablar».

El propio ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro se solidarizó con el fiscal Edery este viernes en una entrevista que brindó en el programa A Diario (Radio 2). «Creo que vivimos un hecho de suma gravedad, cuando el reo amenazó a Edery, uno de los mejores fiscales de la provincia. El sistema judicial debió haber reaccionado con fuerza ante un hecho de la gravedad institucional como el que vivió Edery», aseveró.

Por su parte, el titular del Organismo de Investigaciones (OI) Marcelo Sain se solidarizó con el fiscal y volvió a mostrar la tensión que existe entre él y Patricio Serjal, el fiscal regional.

«Este imputado debió ser arrestado en el momento y sacado de la sala, y los defensores debieron ser llamados al orden, lo que no hizo la jueza que dirigía la audiencia», dijo y agregó en un hilo de Twitter: «Los fiscales son intocables. No se le puede reclamar a la justicia que investigue y actúe frente al crimen complejo, y cuando los fiscales son amedrentados, presionados o apretados, nadie dice nada».