Newell’s, Boca y un empate electrizante que pudo ser para cualquiera

Newell’s empató 1 a 1 con Boca en el Parque, en el encuentro que marcó la vuelta de la Superliga de primera división para ambos. Fue un cotejo intenso, parejo y lleno de situaciones, que pudo haber quedado para cualquiera de los dos.

La Lepra ganaba con un golazo de Maxi Rodríguez, en su regreso al Coloso tras su paso por Peñarol, a los 25 minutos del primer acto; pero el Xeneize lo empardó a través de Benedetto a los 32′ del segundo tiempo.

A los de Bidoglio les quedó el sabor amargo de haber mandado en el marcador hasta la media hora del segundo acto, pero Boca hizo pesar su jerarquía individual y casi lo gana en el final, donde se mostró mejor y acumuló varias chances.

Newell’s quedó decimotercero con 19 unidades, mientras que Boca se ubica quinto con 25 puntos, a 14 del líder Racing con dos partidos menos. Ahora, la Lepra visitará el domingo a las 19.20 a Unión; los xeneizes recibirán el mismo domingo a las 17.10 a Godoy Cruz .

Fue un cotejo intenso, parejo y lleno de situaciones. Las primeras fueron para Boca: a los 7 minutos, Benedetto quedó solo en el área pero la tiró afuera de tijera; contestó Newell’s un minuto después, con un centro de Figueroa que Maxi pateó desviado. Y a los 10, otra vez Benedetto, ahora de zurda, la mandó cerca del poste derecho.

El gol de Newell’s llegó a los 25’: pase de Bíttolo adentro, movimiento en falso de Fydriszewsi, condujo Figueroa, abrió para Formica y éste para Maxi, que le rompió el arco a Andrada. La tríada experimentada del rojinegro funcionó a la perfección.

Tres minutos después, Pavón tuvo el empate de contra: quedó en soledad ante el arquero, pero su remate se fue afuera. Desde ahí, Boca ya no inquietó en el primer tiempo. Y la Lepra pudo aumentar la ventaja: a los 32’, Formica frotó la lámpara y exigió al 1 xeneize con un remate desde afuera; y a los 43, Figueroa la picó pero el balón se fue por arriba. En los últimos minutos del primer acto, Luis Leal reemplazó al lesionado Fydriszewsi.

Ya en el segundo tiempo, Newell’s se dedicó a aguantar y esperar agazapado una contra. Boca se le vino y despertó a Aguerre, que le dijo que no a Benedetto con una buena atajada a los 12′.

Desde ahí, en los 20 minutos siguientes la visita entró en la confusión y Newell’s parecía cómodo con el 1-0. Pero la jerarquía individual de los de Alfaro provocó el 1-1. Gran jugada de Zárate y el Pipa marcó la igualdad. Un gol que fue un cimbronazo para los locales.

En el tramo final fue más Boca: a los 38′, Benedetto intentó por arriba, pero resolvió bien Aguerre; a los 40′. lo tuvó Pavón pero le entró mal y Aguerre atajó abajo; a los 42’, probó Zárate de afuera y Pavón casi lo mete en el rebote de Aguerre; a los 43’, Buffarini pateó a quemarropa pero su disparo rebotó en un defensor. Lo único de Newell’s fue muy claro: un remate en el palo de Leal.

Al cabo, a Newell’s le quedó la buena sensación de saber que fue competitivo ante uno de los rivales con mejores jugadores del campeonato. Deberá trabajar en sus errores defensivos, pero de mitad de cancha hacia adelante tiene con qué ilusionarse.