Newell’s aprobó presupuesto en una asamblea breve y con Bermúdez

Con una baja participación societaria y con la presencia del últimamente poco visto presidente del club Eduardo Bermúdez, la asamblea de Newell’s Old Boys aprobó el presupuesto para los meses venideros.

Apenas un centenar de personas se hicieron presentes en el estadio cubierto y hubo más abstenciones que votos positivos para la aprobación.

Bermúdez no habló en la asamblea ni realizó declaraciones públicas después. El encuentro duró unos pocos minutos.

Parte de la oposición de Newell’s se hizo presente y pidió “separar lo importante de lo urgente”, en relación a la necesidad de cambiar la dirigencia pero no perder de vista que el primer equipo de fútbol se jugará la permanencia en la máxima categoría.

Así lo expresó Federico Ripani, para argumentar la postura de no votar a favor pero tampoco en contra del presupuesto para el ciclo 2019/20. “Tuvimos el gesto de abstenernos para no complicar más. No quisimos poner un palo en la rueda”, señaló tras la asamblea.

Por otro lado, el arco opositor (principal impulsor de un fideicomiso) y los dirigentes continuaban cerrando los últimos detalles del instrumento económico, que según anunció Luis Facciano, podría empezar a darle oxígeno a las arcas rojinegras en los últimos días del mes de mayo.

En cuanto a la economía de la entidad ñubelista, la comisión directiva difundió más temprano, en la página oficial, un informe de tesorería que corresponde al tercer período del ejercicio actual que abarca desde el 01/01/19 al 31/03/19.

En el mismo, se da cuenta de mayores ingresos económicos basados en la gran convocatoria de los hinchas al estadio y la transferencia de Héctor Fertoli. Los mismos superaron en un 70% los cálculos previos. Los gastos también crecieron por mayor cantidad de dinero volcado al fútbol amateur y de pagos previsionales.