Mercedes le regaló el triunfo a Lewis Hamilton y el británico tiene medio campeonato en el bolsillo

Lewis Hamilton conquistó el Gran Premio de Rusia, 16ª prueba del Mundial de Fórmula 1, después de que las autoridades de Mercedes, su equipo, le pidiera al finlandés Valtteri Bottas que dejara pasar a su compañero de equipo. Así, el británico estiró su ventaja en el campeonato sobre el alemán Sebastian Vettel, quien con su Ferrari quedó a 50 puntos en la clasificación de pilotos y el mismo que este domingo acompañó en el podio a los dos Mercedes.

Bottas, que salió desde la pole, se apartó en la vuelta 25 después de haber recibido órdenes de equipo por radio. «Lewis estaba en peligro ante Vettel», le explicaron.

El finlandés pidió recuperar su posición de privilegio en la última vuelta, pero Mercedes optó por priorizar la victoria de Hamilton.

Mercedes ya había avisado de que podría dar indicaciones a sus pilotos en caso de que el título estuviese en juego.

Hamilton y Vettel habían ofrecido poco antes una bonita batalla por el segundo puesto.

Llamado a boxes para cambiar neumáticos en la vuelta 15, el británico volvió a pista por detrás de su rival alemán, que había cambiado las gomas una vuelta antes.