«Me llena de orgullo que Soldano haya dicho que priorizaba el proyecto de Unión»

Faltaba una voz oficial en toda esta “novela” que duró meses y que tuvo como protagonista a Franco Soldano. Había hablado el representante, también lo hizo el jugador, faltaba la dirigencia. En la cancha de Banfield, antes del partido, lo hizo el vicepresidente Marcelo Martín. Es el dirigente de mayor trayectoria que hay en el club, conocedor de tantas situaciones desde aquellos tiempos en los que el negocio del fútbol era muy diferente a esta actualidad en la que muchas veces, los clubes quedan desprotegidos frente a determinadas situaciones. El tema Soldano preocupa en Unión, sobre todo por el desenlace que puede tener al ingresar en el último año de su contrato.

«El título que tengo para mí, me llena de orgullo. Que un jugador como Franco haya planteado que jerarquiza el proyecto de Unión, y a esto lo digo desde la tripa, me llena de satisfacción y me infla el pecho».

«Nosotros tenemos que dejarlo tranquilo y que él sólo piense en lo deportivo. La intención fue siempre la de venderlo porque Unión necesita de dinero para solventar esta campaña. Ahora quedaremos con algún hueco por cubrir porque además de los gastos ordinarios del torneo, compramos a Yeimar, la mitad de Troyanski y pagamos lo que faltaba de Zabala. Si lo vendíamos a Franco, este tránsito iba a ser más sereno».

«No podemos pensar que una billetera salvará todo, el esfuerzo económico que hizo Spahn fue notable en todo este tiempo y tenemos que pensar que hemos capitalizado el club, potenciamos el plantel y creo que estamos un poquito mejor que antes, aún con la salida de Gamba. Pero a este momento lo vamos a tener que afrontar todos los unionistas, porque si no, andaremos a los saltos».

«Yo no estoy evaluando el gesto de Soldano, lo reivindico, lo digo así, con todas las letras. Ahora hay que hacer un esfuerzo para que continúe y espero que la salida de Franco no sea la que se piensa, sino que sea a través de una buena transferencia. De corazón lo digo: pienso que Soldano es un pibe muy noble y no tenemos ningún gesto de su parte, que nos lleve a pensar de otra manera. El presidente me dijo que vamos a poner el mejor esfuerzo para que esto termine bien. Pero deberá ser un esfuerzo solidario de todos los unionistas».

«El jugador se vende cuando alguien lo quiere comprar, no podemos ponerle el tarrito para ver quién se lo quiere llevar. Unión quería venderlo, pero a mí me puso recontra bien escuchar que un jugador diga que privilegia el proyecto deportivo de Unión. Hacen falta estos tipos que digan que se quiere quedar en Unión. Ojalá se quede y que lo podamos vender en el futuro. Si esto ocurre es porque arreglamos el contrato de Franco, está claro».