Lucio Cereseto : “Necesitábamos un gol sea como sea”

Un día se dio. Central Córdoba rompió el cero en el arco rival en la cuarta fecha, y así pudo cortar con la sequía de goles y de puntos. La igualdad en uno en Burzaco le permitió tomar un poco de aire a los rosarinos, aunque saben que no se pueden relajar. Lucio Cereseto, autor del tanto del Charrúa.

“Fue un partido parejo, donde el empate es un resultado justo. Manejaron ellos un poco más la pelota, sin lastimar tanto, entre los dos centrales y el arquero. Trataron de lastimarnos con cambios de frente o pelotazos, y no lo pudieron hacer. El resultado está bien. Nosotros estuvimos acomodados, muy ordenados”.

“Sabíamos que íbamos a un equipo que iba a proponer esas cosas. Tratamos de mantener la calma y sabíamos que en algún momento íbamos a tener una ocasión de gol. La tuvimos, concretamos, pero no pudimos llevarnos la victoria a Rosario debido a una serie de descuidos que pagamos caro. Fue un partido parejo y un resultado justo”.

“Me costó un poco en el primer tiempo, lógicamente. Era el primer partido, de visitante, con un viaje de cinco horas encima. Me costó un poco, pero lo pude sobrellevar y en el transcurso del partido ir mejorando de a poco”.

“Hacer un gol siempre te da la mejor de las sensaciones. Para un nueve, para un delantero, hacer un gol… es de lo que vive. Es una sensación muy linda. Hacía mucho que no lo hacía en Argentina, en una categoría tan importante como es la C, así que una alegría inmensa”.

“Necesitábamos hacer un gol sea como sea. Lo hiciera quien lo hiciera, necesitábamos romper con esa racha, y con la racha de tres derrotas consecutivas. El equipo necesita sumar en confianza, y abrir el marcador era muy importante. Después de eso empezamos a soltarnos un poco, empezamos a manejar la pelota”.

“Este equipo tiene muchísimas virtudes que no se pueden plasmar por las limitaciones típicas del comienzo del torneo. Tres derrotas al hilo sin marcar goles te abren muchísima ansiedad y muchísima incertidumbre, y por suerte pudimos romper con eso. Estuvimos cerca de romper con la racha de derrotas, teníamos la sensación de que se daba, Burzaco no nos inquietaba casi en nada, pero un descuido lo pagamos caro y no nos pudimos llevar esa sensación a casa”.

“Gracias a Dios se viene rápido el partido con Midland, porque te da una revancha rápida. Tenemos que no ponernos nerviosos e ir a buscar el partido desde el minuto cero. Ir con todo a hacerle sentir el peso de local a Midland. Es un equipo grande, importantísimo, que está obligado a pelear en cada cancha, a pelear el campeonato. Pero nosotros también estamos obligados a ir a buscar el resultado. Se va a dar un partido de ida y vuelta, entretenido. Nosotros sabemos lo que tenemos que hacer”.