Los Pittón se despidieron de Unión

Con 24 años, Bruno es el mayor, el zurdo marcador de punta, quien también ha jugado como carrilero. Con 22, Mauro es el mediocampista todo terreno. Son los hermanos Pittón, los santafesinos que cumplieron sus sueños, el de jugar en la primera del club de sus amores: Unión. Por eso, a horas de ser vendidos a San Lorenzo para seguir compartiendo plantel, ambos no se olvidaron de la gente que los ayudó a vivir este presente, y hacia ellos se dirigieron a través de la red social Instagram.

Mauro lo hizo de la siguiente manera: “¡SIMPLEMENTE GRACIAS! Gracias a cada persona que trabaja en este club. Porque desde que llegue a los 12 o 13 años sentí, o mejor dicho, me hicieron sentir que entré en una familia, en donde cada uno desde su lugar, daba lo mejor para que todos los chicos que estábamos soñando con jugar en Primera División podamos lograrlo o por lo menos, seguir soñándolo. Gracias a cada cuerpo técnico que tuvimos a lo largo de estos 10 u 11 años. A cada enseñanza, aprendizaje, recuerdo, mensaje, y muchas cosas más que nos dejaron a través de todos estos años. Gracias a cada persona que trabaja en el club, desde utileros, masajistas, médicos, kinesiología, seguridad, cocineros, y todos los empleados que alguna vez seguro saludé. Gracias a todos los dirigentes que estuvieron todos estos años, desde los que acompañan al fútbol amateur hasta los que están más cerca del plantel profesional, o los que se encargan del fútbol femenino, fútbol infantil, basquet, natación, y demás disciplinas que tiene el club. Gracias a cada compañero que tuve, por hacer de cada momento vivido un recuerdo imborrable y que quedarán grabados en mi mente por mucho tiempo. Gracias a mi familia, por acompañarme en todo momento, inculcarme los valores que hoy tengo y enseñarme a transitar este camino que a veces tiene momentos lindos y otras veces otros que sirven de aprendizaje. Gracias a vos @macagnopaula, que me acompañaste en todos estos años y me seguís acompañando pase lo que pase. Gracias a la gente, que hace que este club sea lo que hoy es, y que siga creciendo día a día! Gracias @clubaunion”.

Bruno eligió las siguientes palabras: “A los 12 años llegué al club con el sueño de jugar en primera. Hoy me toca despedirme con mucho más que eso. Decir gracias sería poco, y para contar momentos no alcanzaría este escrito. Por eso, decido poner lo más importante que me dejó el club en estos 13 años: AMISTAD, solidaridad, compañerismo, respeto, humildad. En estos valores resumo una pequeña parte de un sentimiento demasiado grande como para explicarlo, pero que sin dudas seguirá creciendo a la distancia. Gracias a toda esa gente que estuvo siempre, en buenas y malas, desde diferentes lugares ayudando en todo momento. A todos los cuerpos técnicos que tuve a lo largo de los años. A los amigos y compañeros que luchaban por el mismo sueño. Gracias a mi familia, que me alentó desde el primer día que decidí ser jugador de fútbol. Y por último, gracias al grupo que se formó en estos últimos años, donde se logró creer que se podía…, siempre y ante cualquier adversidad. Vivan siempre en busca de los sueños”.