Los Gladiadores sumaron una dura derrota

El seleccionado argentino de handball sufrió una dura derrota de cara a sus aspiraciones de pasar de fase en el Mundial, que de manera conjunta organizan Dinamarca y Alemania.

Después de lograr un muy buen empate en el debut ante Hungría y de perder de manera lógica ante Suecia, los Gladiadores afrontaban hoy un partido clave ante Egipto en busca de uno de los tres lugares que el Grupo D otorga para la próxima instancia.

Argentina no tuvo su mejor rendimiento y, finalmente, sumó su segunda derrota consecutiva al perder después de un desarrollo parejo por 22-20.

De esta manera, a falta de dos partidos para el final, el seleccionado cierra las posiciones con solamente una unidad aunque tiene todavía chances concretas de avanzar si le gana a Angola (el miércoles) y Qatar (el jueves).

Para el próximo compromiso, el representativo nacional no podrá contar con Federico Fernández, quien recibió una tarjeta azul por una fuerte infracción.