Lifschitz dijo que las balaceras son «reacciones desesperadas» de bandas delictivas

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dijo que los ataques a balazos perpetrados esta madrugada contra edificios de la Justicia en Rosario «son reacciones desesperadas de grupos que están siendo combatidos».

Cerca de las 2.30 de hoy, sujetos en moto balearon el frente del edificio de Tribunales provinciales, de Balcarce y Pellegrini. Al menos cuatro impactos dieron contra la puerta giratoria del edificio judicial. Diez minutos más tarde se produjo un ataque similar contras las puertas del Centro de Justicia Penal, de Sarmiento y Rueda. En este caso, las balas hicieron estallar los ventanales del frente, que esta mañana ya estaban siendo reemplazados.

«No le asigno demasiada trascendencia, fue una moto que circuló a la madrugada. Seguramente son reacciones desesperadas de grupos que están siendo combatidos por las fuerzas de seguridad y por la Justicia penal», señaló esta mañana el gobernador Miguel Lifschitz.

Lifschitz recordó que la semana pasada el tribunal federal de Rosario le impuso altas penas a la banda de Los Monos, esta vez en un juicio por narcotráfico.

La Justicia federal penó con 15 años de cárcel a «Guille» Cantero y 17 a «Ema» Chamorro. También sentenciaron a sus parejas y a «La Cele», madre del clan.

El gobernador recordó que la mayoría de los integrantes del clan Cantero ya venía cumpliendo penas muy altas en distintos penales por juicios llevados adelante por la Justicia provincial. Pero que las condenas de la semana pasada «vienen a cerrar un ciclo en relación a este grupo».