Las medallas, con un diseño explosivo

Buenos Aires 2018 no se quedará atrás en cuanto a las medallas de sus Juegos Olímpicos de la Juventud. Con un relieve moderno y descontracturado, su diseño remite, ni más ni menos, a una explosión.

“Esta medalla se inspiró en fuegos de artificio que representan la emoción y la gloria de los Juegos Olímpicos de la Juventud, donde todas las naciones se unen para participar y celebrar. Los fuegos artificiales vuelan hacia el cielo, reflejando cómo los atletas jóvenes están alcanzando sus sueños”, Muhamad Farid Husen, el joven indonesio de 18 años que ganó el concurso realizado por el Comité Olímpico Internacional (COI) para plasmar su diseño en la cara principal de las preseas.

El reverso de la medalla, creado por Fermín Igarreta,, del equipo de diseñadores gráficos del Comité Organizador, se funde con una de las formas que constituyen la identidad visual de Buenos Aires 2018 y a su lado figura el logo oficial de los Juegos.