La venta de maquinaria agrícola cayó un 50%

Según el INDEC, las cosechadoras fueron las más perjudicadas con la baja en las unidades vendidas. La facturación de las cuatro categorías (tractores, recolectoras, implementos y sembradoras) tuvo una baja del 7,5% entre abril y junio, al igual que en los primeros tres meses que también tuvo un saldo negativo

Según analistas los números negativos del sector de maquinarias se explican por la sequía, la devaluación, las altas tasas de interés y una mayor incertidumbre, que frenaron la decisión de productores y contratistas de adquirir maquinaria.

Según analistas los números negativos del sector de maquinarias se explican por la sequía, la devaluación, las altas tasas de interés y una mayor incertidumbre, que frenaron la decisión de productores y contratistas de adquirir maquinaria.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), difundió el relevamiento «Informe de la industria de maquinaria agrícola», en donde revela que la comercialización para los meses de abril, mayo y junio alcanzó los $ 7.654,9 millones, lo que representa una una disminución de 7,5% en relación con el mismo trimestre de 2017.

En tanto, la facturación del período enero-junio fue un (-2,9%) inferior a la de un año atrás ($ 14.015 M contra $ 13.603,4 M).

Así, pese a la gran promesa de la próxima campaña de trigo, el efecto de la inflación sobre los precios y la mayor devaluación desde que comenzó el gobierno de Mauricio Macri, cerró la primera mitad del año con números en rojo.

En la primera mitad de 2018, sólo los tractores presentaron un aumento de 12 puntos porcentuales en la facturación, en comparación al mismo período de tiempo pero del año pasado.

Por otro lado, las cosechadoras, implementos y sembradoras registraron una disminución de (-18,6%), (-4,4%) y (-2,4%), respectivamente, siguiendo la misma comparación. Pero, ¿qué pasó en el segundo trimestre para cerrar con signos negativos?

Cosecha en baja

De acuerdo al INDEC, en el segundo trimestre de 2018 las unidades vendidas en los cuatro grupos de maquinarias registraron disminuciones con respecto a igual período del año anterior. Los tractores, implementos y sembradoras registraron en el lapso abril-junio una baja de (-27,9%), (-23,6%) y (-20,5%), respectivamente, comparado con el año anterior.

Las más afectadas fueron las cosechadoras que presentaron un derrumbe del (-52%), al tiempo que la facturación cayó (-38,1) puntos, pasando de $ 2.349,8 M a $ 1.454,3 M. Para esta categoría, el primer semestre cerró con (-30,2%) menos de máquinas comercializadas y un total en pesos que cayó en (-18,6%).

Además, según el Departamento de Información Agroeconómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA), la baja en este rubro «está relacionada con la situación de los contratistas agrícolas, que ajustaron tarifas por debajo de la inflación debido a los menores rendimientos y mayor competencia por la pérdida de área cosechable derivados de la sequía. A ello se le sumó un aumento en los costos del gasoil y en el valor de reposición de los equipos tras la devaluación del mes de mayo».

La entidad mediterránea advierte además que en el segundo trimestre de este año se registró una baja del precio promedio por unidad de equipos de fabricación nacional del (-24,4%), pasando de USD 381.000 en 2017 a U$S 288.000 en 2018. Cabe recordar que las cosechadoras representaron una de cada cinco máquinas comercializadas en el período (19% de la torta).