La provincia mostró los números del déficit en la mesa de transición

El tema del déficit financiero de la provincia fue el eje central de la segunda reunión de la mesa de transición entre los equipos entre los equipos del gobierno de Miguel Lifschitz y del mandatario electo Omar Perotti. Del encuentro se desprende que esa cifra alcanza los 10.500 millones de pesos, aunque el ministro de Economía explicó porqué la cifra a financiar llega a los 7.000 millones.

En una reunión realizada esta mañana en la Casa Gris, el ministro de Gobierno, Pablo Farías, y su par de Economía, Gonzalo Saglione, se vieron las caras nuevamente con los senadores santafesinos Alcides Calvo y Armando Traferri; a los diputados Roberto Mirabella y Leandro Busatto y su par nacional Silvina Frana, además de Rubén Michlig, exministro Coordinador del último mandato de Jorge Obeid.

Al término del encuentro, el diputado Roberto Mirabella señaló a la prensa que la desde la provincia «pasó por escrito que el déficit del primer semestre del 2019 en la provincia es de 10.500 millones de pesos».

Mirabella aclaró sin embargo que «el gobierno tiene algunas explicaciones para esto, como es la caída de la actividad económica que impacta sobre la recaudación impositiva, que tiene que ver con la falta de transferencia que tiene que hacer el gobierno nacional en cuestiones como la Caja de Jubilaciones, o la quita de transferencias nacionales, como puede ser los subsidios al transporte o subsidios del fondo sojero o la tarifa eléctrica social».

En tanto, el ministro Gonzalo Saglione brindó mayores detalles sobre el tema del déficit del Estado santafesino: «Conversamos sobre la realidad de las finanzas públicas, no sólo la de Santa Fe sino de todas las provincias, y la problemática derivada de la caída de la actividad económica y cómo impacta en la recaudación tanto de impuestos provinciales tanto como de los recursos que las provincias recibimos a través de la coparticipación».

Saglione explicó luego que «la caída de los subsidios al fondo sojero, al transporte y a la tarifa social eléctrica impactan y generan un menor ahorro corriente en el Presupuesto provincial. De todos modos hay que seguir marcando que Santa Fe sigue teniendo un superávit económico y tiene un déficit fiscal final que se deriva de haber tomado la decisión de sostener la obra pública».

El ministro destacó que «en este primer semestre» la obra pública en Santa Fe «creció en términos reales» aunque resaltó que «viene aumentado por la inflación acumulada en ese período de tiempo».

Pero además Saglione resaltó que «ese número de 10.500 millones es artificial en ese sentido y tampoco se computan allí los recursos que la provincia efectivamente recibió en materia de financiamiento externo. Son recursos que efectivamente ingresaron pero que técnicamente no se registran como tal al momento de definir ese déficit. Por eso los dos números son ciertos. El déficit que nosotros entendemos que se debe estar mirando es el que verdaderamente se requiere financiar y es del orden de los 7.000 millones de pesos».