La Iglesia alerta sobre un incremento «bastante notable» en el pedido de ayuda alimentaria

El vicario general del Arzobispado de Rosario, Emilio Cardarelli, aseguró que hubo un «incremento bastante notable» en el pedido de alimentos por parte de los sectores más humildes de la ciudad, que oscila entre el 25 y 30 por ciento.

Para ello, solicitó políticas de Estado que puedan revertir esta situación, al tiempo que llamó al diálogo a la clase política para tratar de llegar a un acuerdo. «Hay mucha solidaridad, pero sólo son medidas paliativas que no solucionan la cuestión de fondo», indicó.

La ola de frío que comenzó a registrarse en los últimos días puso de manifiesto la situación crítica que atraviesa un amplio sector de la población, ya sea a la hora de tener un plato de comida en la mesa o poder refugiarse de las bajas temperaturas.

No obstante, el integrante de la Pastoral Social local destacó que la ola de frío y la necesidad de alimentos activó «una gran muestra de solidaridad en las calles, con gente que colabora y se suma a la ayuda de alimentos secos de personas como del Estado».

Sin embargo, el vicario hizo un llamado de atención a la clase política para desarrollar políticas de Estado que puedan revertir la situación económica y social. «Necesitamos que nuestros dirigentes políticos se puedan sentar en una mesa a dialogar para trabajar en esta situación, ya que la solidaridad no solucionará el problema de fondo», apuntó.