La estrategia de Unión para no perder a Soldano

El contrato de Franco Soldano con el Club Atlético Unión se vence a mitad del año que viene. Claro que, como ocurre con cualquier futbolista, Soldano y cualquiera pueden acordar seis meses antes una relación laboral con otra entidad.

Es por eso que cada vez falta menos para llegar al mes de diciembre de este año, aunque el presidente Luis Spahn asegura tener la solución para evitar los dos peores escenarios posibles: 1) que Soldano arregle con otro club; 2) que Soldano quede libre.

Con varios socios tatengues firmando notas y exigiendo definiciones por el famoso contrato del “9”, el máximo dirigente rojiblanco está terminando de afinar el lápiz para pasar en limpio la estrategia futbolera y administrativa para no perder a Franco Soldano.

Para ejemplificar el tema de los plazos con Soldano, vale recordar lo sucedido con Robert Lewandowski, quien pasó del Borussia Dormund al Bayern Munich en condición de libre seis meses después de que su club rechazara dejarlo ir previo pago de los 25 millones de euros de la cláusula de rescisión. Firmó en enero de 2014 contrato con el club bávaro, medio año antes de que finalizara su relación con el Borussia, pero jugó con esa camiseta hasta el último partido de la temporada, mayo de 2014, y se fue ovacionado por la hinchada aurinegra.

Ahora bien, ante la llegada de la fecha tope en este mes de diciembre, Luis Spahn viene teniendo largas y productivas charlas con el entorno de Franco Soldano, fundamentalmente con el padre del delantero nacido en Córdoba y formado en Sunchales.

El primer punto es que Franco Soldano y su grupo “abran” el contrato como se dice habitualmente. En este sentido, se habla de uno o dos años más. Es decir: julio de 2020 o bien julio de 2021.

El segundo punto es mejorar de manera considerable el salario de Franco Soldano, algo que quedó “congelado” en los últimos tiempos. Son números atrasados, que le corren desde atrás a la inflación obviamente.

El tercer punto, acaso el más importante de todos, es acordar y firmar algo que el actual contrato de Soldano no tiene: la tan vigente y usada “cláusula de blindaje o cláusula de salida”.

De todos modos, días más o días menos, Sphan terminará de cerrar los detalles que faltan y presentará ante sus pares de CD el contrato “abierto, renovado, mejorado y con cláusula de salida baja” para terminar el tema Franco Soldano.