La cantidad de camioneros alcoholizados en el Gran Rosario es la mayor del país

El Gran Rosario es la zona del país donde se detectó la mayor cantidad de camioneros conduciendo alcoholizados, superando incluso a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba). La mayoría de los infractores tenían entre 0,5 y 0,7 gramos de alcohol en sangre, cuando lo estipulado para los conductores profesionales es cero. La multa por esta infracción trepa a unos 480 mil pesos y la inhabilitación del conductor.

Los datos a los que accedió La Capital son los resultados del Operativo Verano que llevó adelante hasta hoy en todo el país la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

Inspectores ubicados estratégicamente, en el caso de Rosario teniendo como epicentro el peaje de General Lagos y el puente Rosario Victoria, chequearon desde el 20 de diciembre del año pasado hasta el 26 de febrero de este año (últimos datos disponibles) 394.983 vehículos en todo el país, 26.215 de ellos en la zona de Rosario.

Los casos de alcoholemia detectados en todo el territorio nacional fueron un centenar, pero sólo uno de ellos se registró en un conductor de un transporte de pasajeros; el resto de los infractores fueron camioneros.De esos 100, 18 estaban conduciendo por rutas que atraviesan o circunvalan Rosario, dos casos más que en los accesos a Caba.

Para el subdirector de la CNRT, Jorge Ceballos, esa coyuntura tiene una explicación. «Las rutas que llegan o parten desde Rosario y su zona son una de las principales del país y de las que tienen mayor afluencia de transporte de cargas con respecto a Capital Federal», subrayó.

En efecto, en esta región se implementa anualmente el operativo Cosecha Segura, ya que toda la exportación cerealera del país llega a los puertos del Cordón Industrial y Rosario para emigrar al exterior, con el consiguiente flujo masivo de camiones por las rutas.

Ceballos detalló que durante este verano la CNRT dispuso 19 agentes que controlaron tanto los transportes de carga como los de pasajeros en la zona del Gran Rosario.

El epicentro de esos chequeos se montó en el peaje de General Lagos y el puente Rosario Victoria, rutas obligadas para la mayor parte de la circulación del transporte de cargas.