La canasta básica aumentó un 55,8% en los últimos doce meses

Mientras la campaña electoral se arma en torno a la grieta y la confrontación, los datos del Indec muestran que la canasta alimentaria no para de subir y los sueldos permanecen estancados. Una familia necesitó en junio obtener ingresos por $31.148,41 para no ser pobre. Aumentó en este último mes un 2,7%.