Javkin admitió que el municipio tendrá «un diciembre y enero complejos»

A una semana de la asunción como intendente de Rosario, Pablo Javkin admitió que «tendremos un diciembre y enero complejos», sostuvo que va a revisar «cada uno de los casos», en referencia a los empleados contratados en el municipio, a la vez que señaló que la idea es «evitar los aumentos de tarifa» de ómnibus en los primeros meses del año próximo.

«Vamos a tener una situación compleja, sobre todo en diciembre y enero, en todos los niveles, tanto nacional, provincial como local. Claramente el esfuerzo va a estar apuntado a tratar de resolver lo de los salarios de la mejor manera», admitió el intendente electo, que sabe que se va a encontrar con una difícil coyuntura.

Y enseguida recalcó que «estoy en contacto permanente también y más formalmente después del 10, me animo a decir que será casi a diario con la gente de la provincia, porque la situación es muy compleja a días del arranque, en un marco financiero complicado para la provincia y la ciudad».

Javkin también se refirió a la situación de los trabajadores contratados por el municipio, quienes la semana pasada protagonizaron un acampe en el municipio, que resolverá «caso por caso».

«Hay cuestiones que el Estado tiene que respetar, porque nadie tiene que tener incertidumbre sobre su trabajo en este momento, pero también hay que tener en cuenta que son fondos de todos los rosarinos y lo que no se puede pagar no hay que comprometerlo. En eso hay que ser serios también. Hay que mirar caso por caso y verlo, a partir del 10 de diciembre en función de cómo lleguemos a ese día, voy a tomar cada una de las situaciones, pero en función al número y cada uno de los casos, cada uno tiene su particularidad», argumentó el intendente electo.

Otro de los temas que inquieta a Javkin es el tema del transporte urbano de pasajeros y, por consiguiente, el valor del boleto. «Tenemos perspectiva dentro de lo posible en los primeros meses del año de intentar evitar los aumentos de tarifa, porque si bien cada aumento de tarifa nos sube un poco el financiamiento del sistema, pero nos baja pasajeros», reafirmó en diálogo con Telefe Rosario.

Por otro lado, dejó en claro su postura sobre los incrementos en materia de combustibles y pidió «racionalidad» en el financiamiento de la política de transporte. «Nos preocupa mucho que de un día para el otro aumente el 14 por ciento el valor gasoil, sin subsidios al gasoil. Pero estamos esperando un poco ansiosos saber quiénes van a ser los responsables del transporte a nivel nacional, y lo venimos dialogando también con la provincia a los fines de ver cuál es el mejor equilibrio. Pero creo que hay que encontrar racionalidad en el financiamiento de su política de transporte», cerró el intendente electo que ya va dejando de lado la transición para meterse en el rol que le ocupará desde la semana próxima.