Huracán venció a Atlético Tucumán y cortó una racha de 11 partidos sin ganar

¡Por fin, Huracán! ¡Por fin se dio! En la última fecha, con la presión de saber que si no se ganaba se extinguía la posibilidad de clasificarse a la Sudamericana, el Globo sacó la mufa de encima y le ganó 2-0 al siempre difícil Atlético Tucumán, que le jugó de igual a igual a pesar de que sus chances de meterse en la Libertadores fueran nulas. Pero el que sí se clasificó a una copa fue el Globo, ya que con el descenso de Tigre se metió en la Sudamericana 2020.

De por sí el marco era complicado. El malestar de los hinchas quemeros con el equipo por los 11 partidos que acumulaba sin ganar entre Superliga y Libertadores se hizo notar desdel el comienzo. En cambio hubo aplausos para el DT, Antonio Mohamed, quien hoy está adentro de la cancha pero que también estuvo afuera, del otro lado del alambrado, igual que esos que lo siguen bancando a pesar de la pésima campaña que se hizo desde que ocupó el lugar que dejó libre Alfaro.

Este domingo no tenía más alternativa que ganar. Era eso o quedarse afuera de la Sudamericana. Pero evidentemente hay algo que no está del todo bien pertas adentro: cuando Chávez marcó el 1-0, el Turco fue el único que no lo gritó. Se quedó sentado en el banco de suplentes mientras todo el plantel festejada desaforadamente el gol que le brindaba a Huracán la posibilidad de pelear por la plaza de la Copa.

Los tucumanos no vinieron a regalarle nada. De hecho, de no haber sido por la buena tardea del arquero del Globo, Anthony Silva, se habrían puesto en ventaja mucho antes de que el Comandante marcara el primero. Dos tapadas fenomenales, sobre todo la que le sacó abajo a Leandro Díaz, le permitieron a Huracán seguir con la valla en cero. Después, ya con el 1-0 sentenciado, los de Mohamed tuvieron varias situaciones para liquidar el pleito.

Luego de que el colombiano Roa despilfarrara dos chances clarísimas, finalmente fue Barrios el que le puso cifras definitivas al encuentro. Para que Huracán festeje, porque con el descenso de Tigre el Globo se clasificó a la Sudamericana.