Godoy Cruz si, Huracán no

Godoy Cruz logró un triunfo clave sobre Sporting Cristal por 2-0 en Mendoza, y quedó bien posicionado de cara a la última fecha del Grupo C de la Copa Libertadores 2019 para lograr el objetivo de meterse en octavos de final.

El conjunto mendocino mostró un buen arranque con un disparo en el palo de Tomás Cardona, y más tarde amenazó con Kevin Gutiérrez, quien se topó con Patricio Álvarez. Sobre el final de ese primer período llegarían las emociones. Omar Merlo tocó a Miguel Merentiel en el área pese a que éste parecía perder el balón, y a los 43 Juan Martín Lucero desperdició un penal que le sirvió al arquero.

Sin embargo, habría revancha muy pronto. Enseguida, el venezolano Jesús Valenzuela vio otro penal de Merlo sobre Lucero ante las ampulosas protestas visitantes, y a los 46 Diego Viera no falló con un remate a la derecha de Álvarez.

En la reanudación, a los dos minutos Lucero terminó de reivindicarse con un toque por izquierda al segundo palo para estirar ventajas. Poco después, los de Claudio Vivas usaron sus últimos cartuchos con intentos estériles pero claros de Cristian Palacios (se lució Roberto Ramírez) y dos de Emanuel Herrera.

No hubo más sobresaltos hacia el final, donde el Tomba manejó los hilos con serenidad. Ahora, el panorama rumbo a la clasificación se vislumbra más despejado.

Huracán quedó eliminado de la Copa Libertadores con la derrota como local frente a Emelec por 2-1, en un partido correspondiente a la quinta fecha del Grupo A. El Globo se aseguró el último puesto con un partido por jugar y ni siquiera podrá ingresar a la Sudamericana.

Los goles del conjunto ecuatoriano los hicieron Jordan Jaime, a los 34 minutos del primer tiempo, y Brayan Angulo, a los 27 del complemento. El descuento llegó en la última acción del encuentro, por medio de Lucas Gamba, cuando ya nada podía modificar el destino de su equipo.

Los dirigidos por Antonio Mohamed no habían tenido un buen arranque, pero se acomodaron y estuvieron cerca de abrir el marcador. Sin embargo, Esteban Dreer se lució en cada una de sus intervenciones para convertirse en la gran figura del partido disputado en Parque Patricios.