Feroz balacera en el barrio Tablada con dos muertos y un herido

Un grupo de amigos tomaba cerveza en la puerta de una casa de pasillo de Chacabuco al 3900 la noche del domingo cuando llegó un auto gris de «alta gama, un Volkswagen Fox o algo así», dijo un testigo. Del auto dispararon una lluvia de balas sobre ese rincón donde se secuestraron veinte vainas servidas 9 milímetros.

En el momento murió Jerónimo Escobar, de 27 años y alcanzado por diez balazos, mientras que quedó mortalmente herido Gastón Hernán Duartes, de 26 y al que todos llamaban «Chapita». Este joven fue internado en el Hospital de Emergencia Clemente Alvarez con una bala en el cráneo y se mantuvo con un diagnóstico de muerte cerebral irreversible hasta la tarde de ayer. Además resultó baleado en las piernas un chico de 14 años llamado Agustín, que ayer estaba fuera de peligro.

Un rato después del feroz ataque llegó la policía y encontró a amigos de las víctimas apoyados contra un auto. Entre ellos estaba Sergio Kevin A., de 21 años, quien fue arrestado porque la policía encontró una pistola calibre 9 milímetros sobre una de las ruedas del vehículo. Como cuenta con antecedentes, el muchacho quedó detenido.

El doble crimen fue el segundo similar ocurrido en el término de una semana en barrio Tablada, donde este mes se cometieron cinco de los 157 homicidios registrados en lo que va del año en Rosario.