Fein advirtió a Perotti que el próximo presupuesto no debe relegar a Rosario

La intendenta Mónica Fein advirtió ayer que en el próximo presupuesto provincial, que confeccionará el gobernador electo Omar Perotti, «Rosario no puede perder lo que logró» en los últimos años.

«Rosario aporta el 50 por ciento del producto bruto provincial. Lo digo para que escuchen los que vienen. La ciudad no puede perder lo que logró, como tampoco el reconocimiento que logramos los rosarinos», manifestó Fein en alusión a la próximo proyección de gastos y recursos en Santa Fe, que finalmente correrá por cuenta de Perotti.

En esa línea, la jefa del Palacio de los Leones reconoció también la complejidad para confeccionar el presupuesto municipal. «Sin saber cuál será el impuesto inmobiliario, la patente y el recurso en salud, resulta difícil mandar un proyecto antes de conocer el presupuesto provincial. Nos pondremos a trabajar en noviembre próximo con los equipos de Pablo Javkin (intendente electo) para hacer algunos escenarios posibles», precisó en declaraciones a Telefe Rosario.

Al respecto, Fein resaltó: «Una vez que manden el presupuesto provincial (a la Legislatura), será el momento de que Pablo haga lo propio con el presupuesto municipal al Concejo para que puedan tratarlo».

«Creo que tenemos que ponernos a trabajar en noviembre, porque los escenarios no son menores. Armar un presupuesto lleva tiempo y Rosario no puede volver atrás. Tiene varios recursos ganados por derechos que debemos tener en claro para ir a pelearlos», añadió.

Una semana atrás, durante un encuentro a solas realizado en Rosario, Perotti y el gobernador saliente, Miguel Lifschitz, limaron asperezas y acordaron que el próximo presupuesto provincial correrá por cuenta de la administración que entrará en funciones el 11 de diciembre.

Pocas horas antes de la reunión, Perotti, por intermedio de un escrito firmado por tres de sus delegados de transición, había solicitado una prórroga «sin plazo» al ministro de Economía provincial, Gonzalo Saglione, escudado en un complejo escenario económico general que impide determinar con exactitud la proyección de gastos y recursos para 2020.

Durante los tironeos previos al acuerdo, los delegados de Perotti habían rechazado la convocatoria del gobierno de Lifschitz (cursada por Saglione) para acordar el presupuesto.

Claves

De hecho, Lifschitz señaló ayer que hubo algunos puntos de acuerdo en la reunión de transición que mantuvo con Perotti, entre ellos, postergar el envío del proyecto presupuesto a la Legislatura.

Además, el jefe de la Casa Gris aseguró que la provincia «está sólida» pese a la crisis económica y subrayó que la prioridad de su gestión pasa por las áreas sociales y la obra pública que ya está en marcha.

El gobernador habló al respecto durante la presentación en Rosario del proyecto de ley que propicia la creación del programa Nueva Oportunidad en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social santafesino, con el objetivo de garantizar que esa política pública permanezca a largo plazo.

A su vez, Fein se refirió al proceso de transición municipal. «Está muy bien. Hay un diálogo semanal con Javkin. Estamos viendo secretaría por secretaría. Es un momento muy crítico, porque hay preocupación en los municipios por cómo llegarán a fin de año con valores fijos de ingresos y cada vez más inflación».

Aviso. La intendenta envió un mensaje a las próximas autoridades provinciales: «Rosario no puede volver atrás».