Extraño fenómeno en la muerte de animales en el norte santafesino

Productores de Colonia Durán en el norte de Santa Fe están desconcertados por la mutilación de vacas. Los animales fueron hallados sin lenguas ni genitales, con cortes precisos en la quijada y su descomposición no atrae animales carroñeros.

“A las vacas les falta la lengua y las quijadas. Acá se ven dos luces, al este una y al oeste otra, y ya mataron tres animales en este campo”, explicó Norberto Bieri, que hace más de dos años lleva adelante un Plan de Manejo de Bosque Nativo junto a INCUPO en un campo de Colonia Duran a 20 km de la ciudad de Romang en el Departamento San Javier donde cría ganado.

Bieri y otros pobladores del lugar relacionan las apariciones de luces sobre el monte con las mutilaciones. “Es como que baja, mutila esa parte y no lleva los animales. No lleva ni un hueso. No mata ni el día de lluvia ni el día nublado. Solo llevan la lengua, las quijadas y la parte de atrás. Es como que harían los cortes con un láser, no hay rastro de cuchillo. Los animales no tienen sangre y nadie los come, ni las aves carroñeras”, describió Bieri.

Sin explicaciones provenientes de la ciencia o las instituciones vinculadas a la investigación, la creencia popular atribuye el fenómeno al chupacabras.