Estudiantes e Independiente, un empaté caliente que tuvo de todo

Tras sus respectivas actuaciones en Brasil por la Copa Libertadores, Estudiantes e Independiente igualaron 2-2 en la cancha de Quilmes en un partido que tuvo un flojo arbitraje de Ariel Penel, quien no vio un claro offside de Braian Romero en el descuento del Rojo y privó de la victoria al Pincha al anularle el grito sobre el final a Juan Apaolaza, por la cuarta fecha de la Superliga.

El Pincha se adueñó de la pelota desde el minuto cero y se puso en ventaja rápidamente con el gol de Apaolaza, a los seis de la primera parte. Luego, Matías Pellegrini (PT 25 min) aprovechó un increíble blooper en el fondo de la visita entre Francisco Silva y Fabricio Bustos y puso la historia 2-0.

Sin embargo, los dirigidos por Ariel Holan reaccionaron en el complemento y encontraron la igualdad en los pies de Braian (ST 3 min), en posición adelantada, y Silvio Romero (ST 11 min), que sorprendió a Mariano Andújar con su derechazo.

A partir de allí, el encuentro fue de ida y vuelta y las polémicas llegaron sobre el final: Nicolás Figal fue expulsado por una inexplicable doble amonestación y más tarde Apaolaza clavó la pelota al segundo palo de Martín Campaña, que se quedó a mitad de camino, pero su grito fue anulado de manera errónea por una supuesta posición adelantada.

Fue 2-2 y el empate le dejó gusto a poco a ambos equipos, ya que Estudiantes no pudo recuperarse de la eliminación en el certamen continental e Independiente sigue sin sumar de a tres en el torneo local, producto de dos empates y una derrota.