Estafa millonaria: Muertos que vendían campos y pobres multimillonarios

La Justicia desnudó la organización de una banda de profesionales del sur santafesino que utilizaban sus contactos para concretar estafas inmobiliarias millonarias.

La mecánica consistía en hacer vender propiedades a personas fallecidas mediante documentos falsos y adjudicarlas a prestanombres pagos.

El fraude quedó expuesto después de 18 allanamientos con 14 detenciones de escribanos, contadores, abogados y médicos, entre otros imputados que deberán declarar este jueves (incluso un gestor rosarino a quien le encontraron medio millón de pesos).

A la fecha, ya suman 32 los casos irregulares por un monto cercano a los 1.000 millones de pesos.

“Esta es una organizaciones criminal. Es una estafa muy grande e inédita en el accionar de la Justicia”, confirmó este miércoles Figueroa Escauriza de la Secretaria de Gestión Publica del Ministerio de Justicia.

El funcionario provincial dijo que que la banda tenía un “un accionar muy prolijo” y que se aprovechaban de titulares de propiedades que estaban en el extranjero o muertos y sin herederos.

“Hacían firmar a los muertos, con una escritura falsa o hacían un poder a un tercero y ese después vendía. Lo hicieron con muchos inmuebles y de manera sistemática”, añadió.