Estados Unidos| El hijo de Osama bin Laden habría muerto

Tanto el New York Times como la cadena NBC de Estados Unidos afirmaron que Hamza bin Laden, hijo del fallecido líder yihadista Osama bin Laden y presentado como su heredero a la cabeza de Al Qaeda, habría muerto en los últimos dos años, aunque habría sido informado recientemente.

El primero de los portales afirma que Washington “tuvo un papel” en la operación en la cual Hamza bin Laden, considerado un “dirigente clave” de Al Qaeda, resultó muerto. El diario cita a dos funcionarios estadounidenses, que no revelaron donde, cómo ni cuando específicamente fue su defunción.

El sitio de noticias también expresó que la misma fue durante el mandato de Donald Trump, aunque especificaron que fue antes de que el gobierno publicase en febrero una recompensa de un millón de dólares por cualquier información útil.

La cadena NBC, el primer medio en revelar la noticia, había afirmado antes que Washington disponía de informaciones de servicios de inteligencia que aseguraban que el joven, de alrededor de 30 años, había fallecido, basándose en tres fuentes anónimas. “No quiero hacer comentarios al respecto“, declaró en dos oportunidades el presidente Donald Trump al ser interrogado por periodistas en relación a esta noticia.

Hamza bin Laden es considerado el hijo preferido e incluso el sucesor designado de Osama bin Laden, el fundador de Al Qaeda, la red yihadista que perpetró los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. “Publicó mensajes de audio y de video para llamar a atacar a Estados Unidos y otros países, especialmente para vengar la muerte de su padre a manos de las fuerzas estadounidenses en Pakistán en mayo de 2011″, dijo el Departamento de Estado.

Rita Katz, director ejecutivo de SITE Intelligence Group, una compañía especializada en hacer seguimiento de grupos extremistas en internet, manifestó en su Twitter: “Era una de las voces más fuertes a la hora de pedir ataques en Occidente y de dar directrices. Con la ayuda de Al Qaeda, se estaba posicionando para liderar el movimiento yihadista global”. Luego, agregó: “Se le consideraba como el futuro líder que reuniría la yihad global. Por tanto, si de verdad murió, sería un gran golpe contra el movimiento“.