Escepticismo de Pymes santafesinas ante los anuncios presidenciales

El presidente de la Nación dará a conocer una serie de anuncios vinculados a frenar el proceso inflacionario y a levantar los niveles de consumo que se muestran en caída libre. Quienes esperan atentos y con ansias son las Pymes, que reclaman una herramienta financiera que les permita levantar las ventas.

Desde la Cámara de Comerciantes Artefactos para el hogar de Santa Fe aseguran no tener ninguna certeza e información sobre los anuncios presidenciales y se mostraron escépticos sobre los mismos.

Aclararon que el sector no ha sido convocado a la mesa de negociación en la cual se debatieron los posibles anuncios. En esa línea, Roberto Slobodianuk -gerente de la Cámara- señaló a este medio que «no hay señales claras, ni desde el Gobierno, ni del sector financiero, sobre cómo se implementaría el nuevo Ahora 12».

Claro, se trata de una herramienta que extrañan todos, especialmente los pequeños y medianos empresario. Es que el actual Ahora 12 tiene cuotas fijas, como el de años anteriores, pero con tasas anuales del 38,15% y con un costo financiero total que trepa al 50%.

Lo se sabe hasta el momento no termina de conformar. Los trascendidos hablan de que el nuevo plan estaría destinado solo a artículos puntuales, como heladeras, lavarropas, cocina (línea blanca) y dejando fuera al resto de los rubros.

Incluso se limitaría un poco más. Para estar incluidos en el programa, los productos deberían cumplir con ciertas normas de eficiencia en cuanto al consumo eléctrico y por lo tanto sean más amigables con el medio ambiente.

Esto no habría caído bien en las fábricas. Sucede que muchas de ellas no concentran toda su producción en electrodomésticos con ese nivel de eficiencia energética (A+++).

Del otro lado de la cadena comercial, el comercio minorista también se queja. Aseguran que tienen stock para vender pero no precisamente con esa eficiencia energética.

Desde el sector Pyme aseguran que desconocen si habrá cambios respecto a lo que ya se sabe. En ese sentido, entienden que hasta el momento se trataría de una promoción dirigida a las grandes cadenas de electrodomésticos.

Por otro lado, se desconoce el período por el que estará vigente y el interés que tendrá. Algunas versiones hablan de que podría ser cero para el cliente, aunque correría el interés para los bancos, tarjetas y comerciantes. En ese sentido, advirtieron que no se observa mucha predisposición de las tarjetas a ceder terreno y perder ganancias.