Encontraron 30 perros faenados en un contenedor de basura

Una vecina se acercó a un contenedor de Santa Fe al 4900 para depositar su bolsa de basura, cuando descubrió con horror que entre los desperdicios había unos 30 esqueletos de perros y cráneos sueltos. Según comentarios de los habitantes de la zona, podría tratarse de galgos. Las agrupaciones protectoras de animales exigirán que se investigue el hallazgo.

Los grupos animalistas presentarán hoy la denuncia correspondiente y un grupo de protectoras marchará mañana, a las 20, hacia a Tribunales.

Según declaraciones de los vecinos, los animales encontrados entre la basura del contenedor estaban perfectamente faenados, sin vísceras por lo que sospechan que la carne podría haber sido utilizada para la producción de alimentos. Además, indicaron que había cráneos sueltos dentro del contenedor.

El hecho se expandió rápidamente por las redes sociales donde se sumaron innumerables repudios. Sin embargo, hasta ayer a la tarde ni los centros territoriales de denuncias, ni la Fiscalía habían recibido algún tipo de denuncia respecto al macabro descubrimiento.

Carla Alderete Carnevale, del grupo Rosario dice Basta al Maltrato Animal, que aglutina a varias agrupaciones independientes, comentó que ayer por la tarde comenzaron a convocar a los ciudadanos para participar de la movilización que será en Moreno y Pellegrini.

«Vamos a exigir que se cumpla la ley penal por maltrato animal ante este hecho y tantos otros que se denuncian en Rosario», expresó.

«Nosotros queremos que la Fiscalía investigue el caso», abundó.

No es la primera vez que esta organización convoca a una marcha. Ya hubo dos el año pasado y prometen que ésta será especialmente numerosa.

Por su parte, Rosalía Aurascoff, quien integra la Asociación Animalista Mahatma Gandhi y el Encuentro Proteccionista Dian Fossey, confirmó ayer que hoy presentarán la denuncia por los perros faenados en el Ministerio Público de Acusación (MPA).

«Nos parece un acto no solamente cruel, sino contrario a nuestras costumbres y hábitos, porque no es propio de los rosarinos alimentarse de perros, ni de gatos», expresó la mujer, quien opinó que si se encontraron solamente los esqueletos, «las otras partes seguro fueron utilizadas seguramente para consumo».

A su vez, la mujer destacó que es la «primera vez que en Rosario sucede un hecho de esta naturaleza. Nunca hubo nada igual», aseguró.