En Venezuela le pegaron a un árbitro por cobrar un tiro libre

En la tercera división del fútbol venezolano se dio una situación lamentable. Cerca del cierre del partido entre la filial de Caracas FC y Minasoro FC, el árbitro sancionó un tiro libre porque consideró que el arquero visitante (que ganaba 1-0) estaba haciendo tiempo esperando el final.

A raíz de esa acción llegó el empate de los locales y la desazón por la visita, que se jugaba el ascenso, se convirtió en enojo y rabia para con el colegiado. Según se observa en las imágenes grabadas por los espectadores del encuentro, si bien había dos policías rodeando al juez, no fueron impedimento para que, con patadas voladoras, los jugadores atacasen.

Luego de ser perseguido y lograr ser derribado, el árbitro principal fue pateado por uno de los futbolistas hasta que arribó su asistente que, con banderín en mano, arremetió también contra uno de los agresores para «decorar» la triste escena.