En medio de rumores, Lavallén entrenó

Una derrota más en Superliga sufrió Colón en el Libertadores de América. Justo después de golear al Zulia de Venezuela y clasificar a las semfinales de la Copa Sudamericana, además del grito agónico contra Gimnasia en Santa Fe. Es decir, nada de viento de cola ni de envión anímico para romper esa malaria de vistiante (hace 15 meses que Colón no gana fuera del Brigadier).

El entrenador, esta vez, hizo esperar más de una hora a la prensa santafesina en el Libertadores de América para salir sin hablar. Sin dar la cara, algo que hace y de manera extensa cuando gana.

Mientras el único dirigente que se volvió con la delegación fue Horacio Darrás el vice que está más cerca del entrenador, los otros tres dirigentes importantes se quedaron en Capital Federal a masticar el sabor amargo de otra derrota: el presidente José Néstor Vignatti y los otros dos vice (José Alonso y Patricio Fleming).

Al decretarse el 0-2 en Avellaneda, las quejas de los hinchas sabaleros inundaron las redes sociales. Fernando Alonso, hijo del vicepresidente José Alonso, reflejó el estado en su cuenta de Twitter: “Hoy se terminó un ciclo. Si ponés 5 delanteros es desesperación, yo creo eso. No hay ideas, lo sostuvo Wilson, un jugador que para él era suplente. Yo creo que falta Ortiz en los 11 y la vuelta de Esparza”.

La mañana del domingo se llenó de rumores en el Mundo Colón e incluso trascendió una info: el propio José Néstor Vignatti presidente sabalero se habría contactado con Juan Cruz Oller (representante de Lavallén) para expresarle la molestia por el momento deportivo sabalero en la Superliga, no sólo con los resultados sino con las decisiones que viene tomando en cuanto al armado del equipo, los jugadores que pone y la falta de funcionamiento.

Hace tiempo que Vignatti no está conforme con Lavallén, pero la opinión del mánager “Pancho” Ferraro y los dos buenos resultados seguidos (golear al Zulia y ganarle a Gimnasia) en pocos días, dejaron “en suspenso” la bronca presidencial. Hasta que se perdió con Independiente 2-0 y otra vez estallaron los cuestionamientos en torno a la figura de Vignatti.

No es nuevo el Cabildo Abierto con el tema del entrenador en el círculo rojo, por llamarlo de alguna manera. Vignatti está disconforme; Ferraro y Darrás sostienen que hay que darle tiempo. Los otros dos vice, Alonso y Fleming, si bien no lo dicen, están cerca de la postura de José.

¿Qué fue lo que pasó este domingo?: luego de la derrota con Independiente, el plantel profesional entrenó en el predio deportivo de la Autopista y el único dirigente que acompañó fue Horacio Darrás.

Durante la tarde, se llevaba a cabo una reunión de “mesa chica” en el domicilio del presidente José Néstor Vignatti, donde participaban los tres vice (Darrás, Alonso, Fleming), el mánager (Francisco Ferraro) y posiblemente el mismo Pablo Lavallén.

Cuando Colón perdió con Huracán en el Ducó (antes de los dos partidos con el Zulia por la Copa Sudamericana), Vignatti pretendió ponerle final al ciclo del entrenador y sus vice “lo frenaron”. También Ferraro. Ahora, la postura del presidente era la misma que en la noche de Parque Patricios. ¿Podrán, esta vez, evitar que Vignatti le corte la cabeza al DT?