En la provincia se necesitan 13.000 pesos para no caer en la indigencia

Según un informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso), una familia necesitó 12.825 pesos para no caer en la indigencia. La suba imparable de precios provocó que ese parámetro se ubique cada vez más arriba. A mayores aumentos, mayor dificultad de llegar a cubrir la canasta, y cada vez más familias bajo la línea de indigencia.

En supermercados de la provincia la inflación de enero fue del 5,72%. Esta cifra duplicó a la de enero 2018 y complicó aún más las posibilidades de cubrir insumos básicos. El sector arrancó este año con importantes aumentos en productos indispensables. Frutas y verduras (10,4%), Carnes (9,28%) y lácteos (8,07%) se ubicaron en las primeras posiciones, y no hubo rubros con descensos promedio de precios.