El sistema penal da razones para pensar que solamente agarra a los más pobres

“Les estamos dando pasto a aquellos que plantean que el sistema penal solamente agarra a los más pobres”. Con esas palabras, el ministro de Justicia de la provincia, Ricardo Silberstein, criticó la decisión del juez de Venado Tuerto, Benjamín Revori, de dejar en libertad a los 15 imputados por la megaestafa millonaria cometida en el sur provincial.

En nombre del Gobierno de Santa Fe, Silberstein fue contra el juez: “Los fallos son actos públicos que tienen un contenido político. Son actos de comunicación simbólica a la sociedad ¿Qué puede ver la sociedad de determinado fallo en el que las organizaciones criminales que cometen este tipo de delitos, donde se prueba que tratan de parar y manejar las causas, y que tienen una enorme capacidad de adulteración y de trabar las investigaciones? ¿Tienen un trato privilegiado?”.

La semana pasada la Justicia imputó a 15 personas por asociación ilícita y los vincularon a la apropiación de 36 propiedades valuadas en mil millones de pesos desde 2011.

Según la denuncia en la participó el Gobierno de Santa Fe, el grupo buscaba propiedades en ciudades y campos que estuvieran a nombre de personas que viven afuera de Argentina o que estaban muertos y no tenían herederos. Con documentos falsos simulaban ventas a testaferros para después pasarlas al mercado inmobiliario y revenderlas.